HISTORIA

 
William Booth: Lucharé hasta el Final!
William Booth - Fundador y primer General del Ejército de Salvación
Catherine Booth repartiendo el Grito de Guerra en los barrios bajos de Londres - Inglaterra
Colecta del Ejército de Salvación en New York - Estados Unidos
Ejército de Salvación haciendo labor social en Washington - Estados Unidos
Ejército de Salvación - 150 Aniversario

Esta silenciosa, pero fructífera obra comenzó en el Este de Londres el año 1865, su fundador, el reverendo William Booth, pastor metodista, Inglés que para entonces tenía 36 años de edad, sintió el llamamiento de Dios a trabajar por la salvación de hombres y mujeres en el Este de Londres, donde abundaban la ignorancia acerca del evangelio, el alcoholismo, el crimen y el vicio, como también la pobreza, la desocupación, las viviendas congestionadas y otros males sociales. Trabajando juntos con voluntarios procedentes de varias denominaciones muy pronto se halló al frente de un movimiento que se desarrollaba rápidamente y al cual con el tiempo se le dio el nombre de Misión Cristiana.

En su estructura y disciplina llegaron a influir más y más el lenguaje y costumbres militares y cuando en 1878, mediante una repentina inspiración, William Booth ideó la frase “La Misión Cristiana es un Ejército de Salvación”, esto cautivó inmediatamente la imaginación de sus colaboradores más próximos. El nombre anterior dejó de usarse, al Movimiento se le puso el nuevo nombre de “Ejército de Salvación”, y William Booth, a quién se le llamaba a menudo “El Fundador”, llegó a ser su General.

Siguió luego la introducción de otros grados, uniformes y símbolos, y la paulatina adaptación de pautas en lo referente a organización, disciplina y vocabulario “al estilo, no en imitación de una fuerza militar”, como lo explicó el Fundador durante el Congreso en 1904. Este desarrollo lo apoyó de todo corazón Catherine, la talentosa y amante esposa del General Booth, mujer cuya influencia fue muy importante en la vida y el buen éxito del Movimiento.

A los dos años de su cambio de nombre, el Movimiento comenzó a extenderse más allá del país de origen y en la actualidad el Ejército de Salvación se halla en actividad en 126 países.